Homshuk, Dios del maíz: deidad popoluca, olmeca encontrado en el cerrito de Catemaco

image

Manuel Antonio Absalon Leal

Caminando por las pequeñas veredas del pueblito, el abuelito platicaba con los niños, caminen chamacos, su abuela nos espera con las mojarritas para la comida, ¡abuelito que mas compraste en la cala,  mojarritas amoyotera son para el Chile limón, también compre unas tancuicha, y pepesca de ámele para un tapicte que lleve harto acuyo(hoja santa) y Chile chilpaya, pero al pasar por el cerrito el abuelito  se medió inclino en reverencia, y los niños preguntaron:
-abuelito porque te inclinaste, que hay en el cerrito; -miren niños, este cerrito fue un lugar sagrado para nuestros antepasados; -porque no nos cuentas abuelito; -cuando lleguemos a la casa, mientras la abuelita asaba las mojarritas en el fogón, el abuelo contaba a los niños.

Eran los años 1518 Catemaco ya estaba poblado, por razas Olmecas popolucas, había pequeñas ciudadelas, en la laguna de Nixtamalapan, en el centro, ya ven que se han encontrado paredes muros y escaleras de antiguas casas,  este lugar era sagrado y místico para los habitantes,  aquí se reunían los  jefes, sacerdotes y chamanes de diferentes regiónes, para  adorar a los dioses.

En este lugar se encontraban 3 adoratorios en la parte alta de la montaña al norte, se encontraba un adoratorio de piedra y un pequeño pueblo entre los cerros del Mono Blanco, Ejega y  Puntiagudo, donde se adoraba al dios de la montaña Huich lobos, el dios fuerte y fiero, cuidador de la montaña, árboles y plantas medicinales, animales y aves,  con la llegada de los Carmelitas a este lugar, confundieron  que los nativos del lugar adoraban al demonio, en la parte céntrica  en la isla de Agaltepec se encontraba el adoratorio de la diosa Chalchitlicue la de la falda de jade, la diosa del agua, la amada y querida por todos los pobladores,  quienes agradecían por el sustentos que ella les brindaba, con la llegada de las Carmelitas por los años 1718, aprovecharon  la veneración de la diosa del agua, mostraron a la virgen del Monte Carmelo ( Virgen del Carmen ) que fue venerada como la virgen del Lago, y en el cerrito era un adoratorio dedicado al dios pequeño Homshuk, el dios del maiz y creador de las plantas comestibles, principalmente de lo que más come el hombre, maíz, fríjol, malanga, yuca, camote, jícama y cacahuate ¡  al paso de los años, fueron 2 o 3 veces que hizo  erupción el volcán de San Martín destruyendo los pueblos quemándola con su lava ardiente  enterrando los pueblos, Al paso de los años Catemaco se volvió a poblar con familias que llegaron de diferentes lugares.

Por los años 1604 llegaron a este lugar la familia Lucho Solórzano  proveniente de San Pedro Soteapan  se establecieron en un predio frente al cerrito,  ( hoy calle  Carranza y Zamora ) Dieron inicio a limpiar y rozar  todo este predio hasta llegar al cerrito para la siembra del Maíz y frijol, Por los años 1720 la familia Lucho  Solórzano  ya estaba establecida en este lugar, continuaban sembrando, pero un día como cualquier otro limpiando el cerrito pero al escarbar en la parte alta donde sembrarían  yuca, descubrieron, al ídolo que se encontraba asentado en una base cuadrada, como reguero de pólvora  corrió la noticia, todos fueron a conocer al ídolo en forma de un huevo y que un dios salía de adentro, la familia Lucho, con cuidado lo llevo a su casa donde lo limpiaron, luego fue colocado en el corredor de su casa donde los habitantes lo veneraban, trayéndole ofrendas, de todo lo que cosechaban en sus milpas, pasaron los años, la familia Lucho Solórzano empezó a dar frutos  iniciando que cuando unos de los hijos se casara se diera como dote  el ídolo de piedra la que empezaron a llamar la piedra de huevo.

En 1850 el ídolo fue donado a Feliciano Lucho  Constantino que contrajo nupcias con la Srta. Salome  Lara Absalón, de la cual procrearon  7 hijos Manuel, Saturno, Feliciano, Luciano, Guadalupe, Eladia y Eduviges Lucho Lara, En 1870 contrae nupcias Guadalupe Lucho Lara con el joven Raymundo Azamar,  quien por ser el primer yerno le dan en dote el ídolo, que fue llevado  a su nuevo domicilio ( hoy calle Campeche  esquina  Francisco Villa)  ahí fue colocado el huevo cerca de un gran árbol de mulato, donde los niños les encantaba jugar frente al ídolo, ya que los dueños les contaban que era el dios de los niños y que a el le gustaba jugar con los niños, En 1900  Raymundo Azamar y Guadalupe Lucho Lara habían procreado 5 hijos Francisca, Juana, María, Benjamín y Gonzalo, la primera en contraer nupcias fue Francisca con el Sr. Rafael Balderas García, a quien  sus padres dieron de dote el ídolo, que fue llevado al nuevo domicilio en  la calle  Progreso,  después de un tiempo  Rafael Balderas y Francisca Azamar se fueron a vivir  a la comunidad de la Victoria, donde se dedicaban a la siembra de maíz, frijol y tabaco, Rafael y Francisca procrearon 11 hijos
Carmen, Elvira, Cruz, Josefa, Gregorio, Bardomera, Hilario, Eusebio, Rafael, Teresa y Gonzalo Balderas Lucho,  el ídolo paso a manos de su hijo Rafael donde estuvo en una esquina de su casa con otras piedras encontradas en la comunidad, pasan los años, llegan a la comunidad unos ingenieros de gobierno, apoyando con cementos y piso rojo de almagre a las casas humildes, fue cuando descubrieron el valioso ídolo, pavimentan la casa y engañándolos que era prohibido tener los ídolos en las casas, porque eran propiedad del gobierno, levantaron el ídolo y las demás piezas llevándoselas  con  fines de lucro y desaparecer de nuestro Catemaco el ídolo en forma de huevo de donde salía un dios encontrado en el cerrito por la familia Lucho Lara , la historia del ídolo en forma de huevo paso de boca en boca de la familia Lucho Lara y de los pobladores que muchos olvidaron, De la cual yo pertenezco, nuestra  bisabuelita Eladia Lucho Lara  y  María de los Ángeles Gracia Lucho nos contaba acerca de la piedra en forma de huevo que se encontraba en el cerrito, crecí con la curiosidad, pregunte a muchas familias, y todos decían se la llevo tía Lupe Azamar para la Victoria donde se perdió haya por años 1914.

image

En 1995  me dedique a investigar el árbol genealógico de la familia, de la cual visite a muchos de la comunidad de la Victoria, Azamar Lucho, Balderas Rosario, Balderas Villegas, que ni por su mente sabían que éramos de la familia, pregunte acerca del ídolo, comentándome que se lo llevaron  unos ingenieros cuando pusieron el piso, pasaron otro 2 años, un día vi un libro de fotografías de Antonio Vizcaíno con el título El museo de Antropología de Xalapa  dedicado al Lic. Fernando. Gutiérrez Barrios gobernador del estado y al rector de la universidad de Veracruz Salvador Valencia Carmona publicado en 1988, gran  sorpresa ahí estaba la foto del ídolo en forma de huevo que platicaban nuestros abuelos encontrado en el cerrito de Catemaco, hice maletas  partí a la ciudad de Xalapa  y directo al museo de Antropología y conocer al ídolo que era adorado en el cerrito de Catemaco, en un sitio privilegiado se encuentra junto con otras piezas valiosas llevadas de Catemaco, con un letrero que dice “  Homshuk dios del maíz hecho en piedra basáltica de 60 cm y 35 Kg.  De 200 a 300 antes de cristo proveniente de la isla de Tanaxpi..

Trate de hablar con el director del museo recuerdo que era el Dr. Rubén Bernardo Morante López, para decirle que el ídolo no fue encontrado en la isla de Tanaxpi si no en el Cerrito, pasaron varios años y siempre que voy a la ciudad de Xalapa voy al museo para ver al ídolo, pero este febrero del 2006  fui a ver al ídolo, ya no tiene el mismo letrero, hoy dice “escultura ovoide cultura olmeca, proveniente de la isla de Tanaxpi 200 a 300 ante de cristo, que puede referirse al mito  acerca del origen que según la leyenda narra que diferente grupo étnicos mesoamericanos nacieron de un huevo” pregunte al guía  por que le quitaron el nombre de Homshuk, la cual me contesto que llegaron unos antropólogos japoneses  estudiar el ídolo, y me comento que le quitaron el nombre porque en el Japón existe una isla que tiene el mismo nombre,  la historia del ídolo es conocido en muchos lugares, por ejemplo fuimos a la comunidad de Santa Rosa Loma Larga  municipio de Hueyapan de Ocampo donde existe un museo comunitario, ellos sabe del ídolo, nos comentaron que sus antepasados iban durante diferentes meses a Catemaco para adorarlo al dios y ofrecerles sus siembras, también encontré un libro con el título de “ LOS ENANOS GIGANTES “  editado en 1996 por el investigador Raymundo González Morales de San Andrés Tuxtla donde habla las CABEZAS COLOSALES SON ENANOS PRODUCTO DE OVOGÉNESIS.

El abuelito tomo un trago de su café caliente y suspiro, cuantas historias han inventado de nuestro ídolo encontrado en el cerrito, por la familia Lucho Solórzano, solo les digo niños que Catemaco es la tierra donde nacen los dioses, bueno esta historia ya termino vamos a seguir comiendo este rico tapicte.

Este es el porcentaje de mexicanos que utiliza Internet

Según los datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH), en 2017 el 63.9 por ciento de la población de seis años o más en México es usuaria de Internet 17.4 millones de hogares (50.9 por ciento del total nacional) disponen de conexión a Internet El […]