¿Reestructurar la deuda de San Andrés Tuxtla?

Miguel Angel Cristiani

El Congreso del estado de Veracruz, en su décima primera sesión ordinaria, celebrada este jueves, recibió la solicitud del presidente municipal de San Andrés Tuxtla, Octavio Pérez Garay para que le autoricen “reestructurar el contrato de crédito celebrado con una financiera local” la cual fue turnada a la Comisión de Hacienda Municipal para que analice los términos en los que se pretende establecer lo que los especialistas consideran como contraer deuda.

Lo primero que habrá de determinar cuál es el monto de la deuda que se pretende “restructurar” que en realidad es volver a contratar la deuda con alguna otra institución.

Otro de los aspectos que se deben de tener en consideración, es a cuantos años se va a reestructurar porque pudiera ser que se estuvieran comprometiendo los recursos no de una ni de dos, sino hasta de tres o cuatro administraciones municipales, dependiendo del número de años a que se contrate.

También hay que tener en consideración, la empresa o despacho que se va a encargar de hacer la negociación y el monto que habrá de cobrar por esos “servicios”.

Como es bien sabido, desde antes de tomar posesión, Octavio  Pérez Garay -quien fuera diputado local en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa al que le autorizaron deudas multimillonarias que dejaron en crisis a la entidad- viene afirmando que en el municipio que le toca presidir se encuentra sin recursos.

Pero en los escasos diez días que tiene de estar al frente del gobierno municipal, ya envió al Congreso del Estado para su análisis y discusión, una solicitud para “reestructurar la deuda” que es lo que tanto criticaba de la pasada administración.

En cambio, entre las primeras acciones que se tomaron, fue la de despedir a numerosos trabajadores que se encontraban laborando en las distintas áreas, porque asegura que no hay recursos y que tiene que pasar de 500 a solo 190 empleados y ni aun así asegura tener los recursos para pagar sueldos.

Pero se supone que al ser menos los trabajadores, debería de poder cubrir sus salarios, que por cierto en la pasada administración, nunca se les dejó de pagar, desde la primera hasta la última quincena.

Lo que pasa es que todos los alcaldes que sí saben administrar los recursos municipales, saben que en la primera quincena pueden pagar con los recursos que cobran del impuesto predial y que cuando llegan las participaciones federales a fin de mes, se cubren esos gastos, pero como tampoco se supo iniciar el cobro del predial, pues por eso dice que no hay dinero.

Otro de los temas que ha ocupado la Bitácora del alcalde de San Andrés es el de la limpia pública, en donde se fue a tomar fotos de camiones chatarra de pasadas administraciones que estaban abandonados en el corralón, para argumentar que no había camiones suficientes para brindar el servicio.

Pero ese fue el pretexto para otorgarle la concesión del servicio de limpia pública al ex dirigente de limpia pública de Veracruz Nino Baxin, a quien precisamente el 2 de enero -al día siguiente de tomar posesión- el nuevo presidente municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, luego de que durante casi 40 años había sido beneficiado con la concesión de los servicios de limpia pública en el puerto, le fue suspendido por deficiencias que presentaba la empresa Servilimpuver del referido Antonino Baxin Mata.

Habrá que ver cuál es la respuesta, cuando los empresarios de San Andrés a quienes convocó a una reunión en cabildo para pedirles una coperacha para poder pagar los servicios, se enteren de que el alcalde Tavo Pérez está contratando a un empresario del puerto de Veracruz para que vaya a atender la recolección de basura.

Porque hasta ahora, que se sepa, no hubo ninguna licitación o cuando menos invitación a los empresarios locales, para que compitieran para ganarse la concesión de la limpia pública, que según los que saben del tema, es un lucrativo negocito por todas las toneladas de desperdicios reciclables que se juntan todos los días.

El asunto es que todavía no cumple ni quince días en el poder municipal de San Andrés Tuxtla y Octavio Pérez Garay está dando muestras de que no tiene la capacidad para resolver los problemas de la administración municipal y peor que eso, ahora está haciendo lo mismo que tanto criticó, porque la restructuración de la deuda, no es otra cosa que contratar nueva deuda, pero con otros términos, que todavía falta ver si los diputados en el Congreso se la aprueban.

Pero también con lo de los camiones de limpia pública que hizo todo un show para decir que no se podía trabajar y ahora se sabe que era para poder trabajar, pero con una empresa del puerto de Veracruz.

Dice Pancho López el filósofo de mi pueblo, que si no pueden o no saben cómo resolver los problemas que se le presentan, en lugar de escupir para arriba, porque luego le cae en la cara, que mejor renuncien para que otro con capacidad, pueda dedicarse a trabajar, que es lo que hace falta a los sanandrescanos.

Estos expertos dicen que solo nos quedan tres años para salvar al planeta de su destrucción irreversible

Fuente: Foro Mundial Económico | foto: internet Un planeta devastado por el cambio climático puede parecer un futuro lejano. Pero la Tierra ya está experimentando los efectos hoy. A nivel mundial, la tasa media de subida del nivel del mar aumentó el 50 % en las últimas dos décadas. En 2017, las temperaturas ya han […]