Solo el 15% de mujeres violentadas en SAT denuncian en fiscalía

Luis Manuel Toto Pólito

San Andrés Tuxtla, Ver.- El instituto municipal de las mujeres (IMM) en San Andrés Tuxtla en cinco meses, mantiene un registro de cien féminas atendidas por agresiones físicas o económicas propinadas por sus conyugues, padres y hasta hijos.

La titular del área Elizabeth Páez González destacó la baja cantidad de denuncias que se presentan por las vulneradas, quienes desean llegar a acuerdos reparatorios o de respeto en lugar de la denuncia.

Solo se han ingresado quince y esto representa un bajo índice de casos revisados por ley y las autoridades de la fiscalía al ser de oficio.

Asintió que la violencia no es propia de un status social o la zona poblacional urbana o rural, ya que incluso se han atendido a mujeres de origen pudiente que han mantenido en anonimato sus casos.

En el caso de mujeres de escasos recursos, son dependientes económicas de sus esposos y en otros casos anteponen un sentimiento.

Elizabeth Páez señaló que en la mayoría de los casos el origen de la violencia física es por la falta de recursos económicos, que genera problemas de relaciones de pareja.

“El dinero sale por la ventana y la violencia entre por la puerta”, dijo la directora del instituto de la mujer.

Martha Lucia Morteo Gaviño, encargada del área jurídica del IMM señaló que trabajan en coordinación con el sector salud y la fiscalía, quienes envían desde esta dependencia al ente municipal para asesorías finales.

Resaltó que existe una constante entre mujeres maltratadas, y es que salen de sus hogares tras ser agredidas sin sus hijos, una situación que no debiera existir ya que podrían estar poniendo en riesgo a sus pequeños.

“Lo que deben hacer las mujeres afectadas es llevar a sus hijos por delante a las instancias para poder ponerlos a salvo, y ellas contarán con nuestro apoyo, porque después es muy difícil recuperar después a sus hijos e incluso es difícil para la fiscal determinar a favor de la madre por sostener que se abandonaron el hogar”.

El Instituto realiza trabajos en coordinación con la jurisdicción sanitaria para tratamiento psicológico y por crisis en las oficinas de Avenida Juárez y Hospital Civil.