Manantial entre arenas

  • Máquinas de palabras

Alberto Calderón P.

El mundo de los escritores está dando un giro con la llegada de las llamadas nuevas tecnologías, los momentos de soledad, donde la inspiración gira como un torbellino del que se van desprendiendo palabras, frases, ideas, dando forma a la poesía, los cuentos, relatos cortos o grandes historias se encuentra en los albores de nuevas formas creativas.

En su momento fue ficción pura cuando apareció en una publicación en 1959 que llevaba por título La plata eggheads, del autor Fritz Leiber, publicado en Revista de Fantasía y SF, su autor amplió el tema apareciendo como libro en 1963. La historia está basada en el futuro, donde los escritores les dan a las máquinas llamadas wordmills ideas básicas y estas hacen el resto, un día los escritores se rebelan contra ellas, las destruyen pero una vez hecho esto se dan cuenta que no recuerdan como escribir. La historia se escribió como una sátira a la industria editorial que hacen libros de consumo masivo, los llamados Best-sellers, las editoriales realizan estudios de mercado para ver que venderá más. Pero la historia de Fritz es además es profética, nos encontramos en los inicios de algo en lo que vienen trabajando desde hace mucho tiempo los escritores, la industria, la tecnología; que las computadoras escriban.

Se encuentra documentado el primer intento que se realizó hace aproximadamente 25 años cuando Scott French “alimentó” su Mac con cuentos eróticos de Jaqueline Susann con la idea de dar pequeñas frases y que la maquina fuera predictiva y completara las ideas, eso le llevó a terminar un cuento en ocho años, reconoció que de haberlo hecho él se hubiera ahorrado por lo menos siete primaveras.

Las cosas han cambiado, ahora un escritor californiano de nombre Robin Sloan creó un software que termina las oraciones que el inicia, dando un giro a sus ideas con sólo presionar la tecla “Tab”. Escribe por ejemplo: “Los bisontes se reúnen en torno al desfiladero…” presiona la tecla y la computadora complementa “bajo el cielo despejado”. Menciona que el tal vez hubiese escrito algo distinto, le resulta interesante. Ese fue el inicio de su primera obra que fue un éxito que lleva por título Mr. Penumbra´s 24 Hour Bookstore.

Para poder hacer esto una realidad alimentó su computadora con un programa predictivo y cargó varios tomos de libros, revistas de ciencia ficción de los años cincuenta, al darse cuenta de que le faltaba enriquecer más, salir de lugares comunes incluyó novelas clásicas, boletines, de forma permanente alimenta y retira textos haciendo con esto más variable el universo literario de su programa.

Recuerda que la primera frase que apareció en su computadora fue: “Con su caminar lento, el remolcador recorrió el puerto color esmeralda”. Es posible que la “inteligencia artificial” en un futuro no muy lejano sustituya a los escritores, por lo pronto el gigante de las ventas por internet Alibaba Group ya comercializa un software que supera la comprensión de lectura de los humanos, si pueden leer tan bien, estoy seguro que también lo harán escribiendo. Les estamos dando las herramientas de la imaginación humana a las computadoras con resultados impredecibles.

Xalapa2000@hotmail.com

La lluvia llega al desierto de Atacama por primera vez en 500 años y provoca una extinción masiva de su vida microbiana

Es el desierto el más seco y antiguo de la Tierra. Las lluvias de los últimos tres años han arrasado con el 85% de las especies microbianas. Esas precipitaciones se atribuyen al cambio climático global. Fuente: Tierra viva Las lluvias de los tres últimos años en el corazón hiperárido del desierto de Atacama (norte de […]